Bio

BIO (VERSION EN CASTELLANO)

Chichimeca nacen en el año 2000, llegando de diferentes experiencias musicales. Desde los principios el grupo experimenta una refinada búsqueda compositiva que mezcla a los sonidos latinos la tradición folklórica mediterránea. Sensible a los problemas sociales de América Latina, el empeño del grupo no sacrifica, en los contenidos de las canciones, la poesía y el canto melódico en la voz profunda de Claudia Crabuzza quien acompaña las tonalidades intensas y gitanas de su música. Para quien ama medirse y contaminarse con los ritmos y con el idioma de otras latitudes musicales, con ligeras e inéditas vueltas a sus raíces.


Barbari (2003)

Es un viaje en las tierras del dolor, un viaje de amor, íntimo, melódico que se convierte en un manifiesto de la poética de Chichimeca, palabra que en la antigua lengua mexicana significaba “bárbaros”, de allí el nombre del grupo. La original interpretación de Claudia Crabuzza, llena de matices emotivos, entrega la voz a los textos que huyen de la trivialidad y evoca lugares y rostros de quien tiene un espíritu nómada. Como un tránsito de situaciones, huellas dejadas por los  nómadas en los senderos polvorientos del mundo, estos jóvenes bárbaros, músicos y cantores, nos llevan de la mano por atmósferas alegres e interesantes o por un válzer nostálgico o a través de historias de heroínas sin rostros o en pequeñas paradas atormentadoras, a la margen de la cotidianidad.

 Luce-Nur (2005)

 Nos han emocionado con sus ritmos “méxico-gitanos”, en Luce – Nur, Chichimeca nos van a  sorprender con un precioso arabesco en el que las modulaciones de la voz y las líneas melódicas de la música árabe-andalusa cogen forma. Los temas de este nuevo trabajo marcan la continuidad de un viaje musical que ya habían empezado con Barbari, su primer cd (2003). La atención del grupo a las dramáticas historias que han marcado las vidas de hombres y mujeres de América Latina, se propone otra vez con un homenaje dedicado a Victor Jara, el cantautor chileno asesinado por el régimen de Pinochet. Una parte del mundo que vuelve en Despedida: un válzer poético -visionario que ha sido escrito y musicado según las mejores tradiciones latino americanas. Cuatro temas, cuatro fotogramas en vilo entre cosas que nos empujan a partir y recuerdos diáfanos que en cambio, nos invitan a quedarnos.